jump to navigation

Por qué no contratar gente 15 marzo 2008

Posted by peccataminuta in General.
trackback

Muchos colegas empresarios me lo dicen: “La mejor empresa es la que menos empleados tiene”. “Cuantos menos empleados tengas, mejor.”

Tradicionalmente la gente relaciona el éxito empresarial con el tamaño de la empresa y el número de empleados que uno tenga. En realidad, debería ser lo contrario, porque una gran empresa significa un Activo y un Pasivo grandes, con a lo mejor un pequeño patrimonio neto y si además tiene 50 o 100 empleados, los problemas laborales serán mayores. Tener una gran empresa no significa que te vayan mejor las cosas. Puede que ganes 100 unidades monetarias más, pero tus problemas se multiplicarán por muchísimo más.

//www.espacioblog.com/myfiles/falangesierrayavila/Winner-corporate-550.400.jpg” porque contiene errores.

Por eso muchos empresarios también me dicen: Mira, gano 4.000 euros al mes. Si tuviese una gran empresa ganaría 5.000 euros, pero trabajaría 80 horas a la semana y no vería a mi familia.

Pero volviendo al tema: ¿por qué es malo contratar gente?

La gente es variopinta y también problemática: está el servil, el pelota, el cabroncete, el resabido, el indiferente, el analítico, el irascible, el insolente, el indomable… hay de todo. Tratar con la gente y sobre todo gestionarlos consume las energías de cualquier empresario.

Lo que “oficialmente ” quiere el Empresario del Trabajador

La mayoría de los empresarios quieren que sus trabajadores se impliquen en la empresa, que la consideren propia, que si ven algo que se pueda mejorar, lo digan. Que contribuyan al fin común.

En la mayoría de los libros de gestión se hace incapié en motivar a los trabajadores haciéndoles que identifiquen como suyos los objetivos de la organización: cuando el trabajador identifica que si los objetivos de la organización se cumplen, se cumplirán sus objetivos, trabaja motivado (aunque la realidad en la mayoría de los casos es bien distinta).

Lo que “en realidad” quiere el Empresario del Trabajador

Que no molesten, que produzcan, y si la empresa va bien, venderla., y adiós a objetivos, problemas, gestión de personal y demás historias.

Lo que oficialmente quiere el Trabajador del Empresario

Reconocimiento profesional y económico. Carrera profesional dentro de la empresa.

Lo que en realidad quiere el Trabajador del Empresario

Reducción contínua de la carga de trabajo y responsabilidades e incremento contínuo del salario. Evitar todo problema. Evitar implicarse.

Por eso siempre va a haber conflictos entre Trabajador y Empresario, no sólo porque sean dos puntos de vista contrarios, sino porque ambos son egoistas y van a maximizar su beneficio personal (“Homo homini lupus est” – El Hombre es un Lobo para los Hombres – Hobbes)

En un mundo imaginario, los trabajadores se implicarían en la empresa, aportarían ideas, trabajarían en equipo, contribuirían al fin común.

En un mundo real, el trabajador tiene una hipoteca, una, dos o tres bocas que mantener, un coche y una sóla fuente de ingresos. No puede arriesgarse a aportar una idea que enfade al empresario, o que suscite competición con otros. No puede trabajar en equipo cuando lo que cuenta es el instinto de autoprotección. Por lo tanto, la respuesta que va a dar un trabajador, en un mundo real es la del “servilismo”. No hablará, no dirá, no participará, o al menos lo hará de forma ligera para salvar las apariencias.

Vivimos en un mundo de doble moral, de mensajes oficiales que nos dicen que hay que trabajar para la empresa, de que somos un equipo, y luego está el mundo real, en el que toda la gente se junta 8 horas al día en la misma sala, pero no son ni un equipo ni nada. Les daría lo mismo trabajar en una sala, sólos en una isla desierta o juntos en un vagón de metro. Son seres individuales juntados, pero no un grupo.

Es triste pensar que el mundo sea así, que haya alguien que se pase 8 horas al día, 40 años seguidos metido en un sitio con otra gente echándo las horas, intentando no meterse en ningún problema, callándose por todo y escabulléndose de todo, pero es la realidad.

https://i1.wp.com/pisuco.blogcindario.com/ficheros/trabajadores.JPG

Así que la próxima vez que lean un libro de gestión empresarial y lean cosas como “Coaching”, “Mentoring”, “Motivación”, “Gestión del Personal”, “Dinámica de Grupos”, “Dirección de Equipos”, etc… arranquen las hojas y háganse un turulo o un canuto con ellas.

  • Muchos que parecen corderos, son lobos carniceros.
  • Quien con lobos anda a aullar aprende.
  • Asno de muchos, los lobos se lo comen.
  • Quien conoce a un lobo conoce a todos los lobos, quien conoce a un hombre, sólo a uno conoce.
  • Hazte cordero y te comerán los lobos.
  • Muda el lobo los dientes y no las mientes.
  • Quién lobo nació, lobo murió.

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: