jump to navigation

Las Grasas Trans: Huye de las grasas hidrogenadas. 23 enero 2007

Posted by peccataminuta in Curiosidades, General, La Buena Vida.
trackback

Via http://www.alimentacion-sana.com.ar

Durante años se ha proclamado a los cuatro vientos que el aceite vegetal es mucho mejor que el de origen animal, especialmente para el colesterol. Sin embargo, los procesos industriales por los que pasan las grasas vegetales para aumentar su duración los transforman. Su ventaja sobre los aceites de origen animal es más que dudosa.

Y es que la grasa vegetal, que de por sí puede resultar absolutamente inofensiva, puede convertirse en una bomba de relojería tras pasar por los procesos de tratamiento industriales actuales. Con el fin de prolongar la vida de estas grasas y potenciar su sabor, las industrias de alimentación someten a las grasa vegetales a un proceso llamado hidrogenación. Básicamente, consiste en aumentar el número de átomos de hidrógeno de los ácidos grasos poliinsaturados que predominan en los aceites de semillas (girasol, soja,… ).

 

margarina 

100% vegetal, pero…
Como consecuencia, los ácidos grasos poliinsaturados de estos aceites vegetales cambian su estructura natural, llamada cis, por una artificial de tipo trans. Además, algunas grasas saturadas se convierten en insaturadas por la hidrogenación. De esta forma, la composición y la estructura de las grasas del aceite que se anuncia como 100% vegetal acaba teniendo poco que ver con las de un aceite vegetal natural.

Todo esto no tendría mayor transcendencia si no fuera por los resultados de las investigaciones llevadas a cabo sobre el efecto de estas grasas trans. El principal de ellos, o al menos el más conocido, es su influencia sobre el colesterol. Las grasas trans hacen descender el colesterol “bueno” (HDL) y elevan el “malo” (LDL), aumentando el riesgo de arteriosclerosis. Todo ello sin que el consumidor final se entere, confiado en la seguridad que le brinda la etiqueta de 100% vegetal.

Efectos en el cerebro
Pero el colesterol no es el único afectado por la presencia de las grasas trans. Los ácidos grasos de tipo trans pueden inhibir algunas transformaciones de otros ácidos grasos esenciales, retrasando el crecimiento y la maduración del cerebro. Y es que las grasas son una parte esencial de las membranas celulares del organismo, y la presencia de grasas trans en lugar de cis puede llevar al organismo a construir hormonas y paredes celulares defectuosas.

Estudios realizados en Estados Unidos sobre el efecto de estas grasas, revelan por ejemplo, que el riesgo de sufrir enfermedades coronarias es un 66% mayor entre consumidores habituales de margarina que entre quienes no la consumen, la preocupación por su efecto crece día a día, y ya se están tomando medidas legales para incluir la presencia de las grasas trans de forma obligatoria en el etiquetado de alimentos.

Reducir su consumo
Mientras una legislación de ese tipo llega a España, la única solución es disminuir voluntariamente el consumo de este tipo de grasas. No debe resultar demasiado difícil, ya que principalmente se encuentra en alimentos elaborados que no son de primera necesidad. Así, son firmes candidatos a contener grasa trans todos aquello alimentos elaborados con aceites vegetales, desde la margarina –no así la mantequilla– hasta las tostadas, pasando por las galletas, bollería industrial, helados, cereales de desayuno no biológicos…

Actualmente, se calcula que la dosis media de grasas trans en América del Norte y Europa es de unos 5,5 gramos, aunque puede llegar a rozar los 13 gramos diarios en casos concretos. Lo ideal es evitarlas al máximo, y eliminarlas después completamente. Esto puede realizarse mediante una mejor selección de los alimentos que se consumen, que ayudará además a descartar los que sean peligrosos por otros motivos.

Lo Ultimo
Los últimos estudios sobre los efectos de las grasas trans en el ser humano revelan que afectan tanto a los adultos como a niños e incluso a los embriones y fetos antes de nacer.

El Catedrático de Salud Pública de la Universidad de Harvard, Walter Willett, ha publicado un estudio en el New England Journal of Medicine, tras un seguimiento exhaustivo de las dietas de 80.082 enfermeras desde 1976, así como de sus índices de ingestión de “grasas vegetales hidrogenadas”. Aquellas cuya ingestión de estas sustancias fue mayor tienen el doble de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio. Según Willet, solo en Estados Unidos, alrededor 30.000 personas, podrían morir anualmente debido exclusivamente a las grasas trans.

Por otro lado, en la Universidad de Maryland, la Dra. Beverly Teter ha realizado trabajos con ratones que sugieren que estas grasas pueden empobrecer la calidad de la leche materna humana. La cantidad de grasa de la leche producida por los ratones disminuye cuando son alimentados con margarinas industriales, poseedoras de un alto índice de ácidos grasos trans. De hecho, esto podría explicar determinados trastornos de la lactancia humana en madres que a las dos o tres semanas de alimentar a sus bebés con su propia leche no pueden seguir haciéndolo

Además se sospecha que una acumulación de ácidos grasos trans en la dieta de la madre pueda influir en un peso menor del bebé al nacer, predisponiéndole a padecer enfermedades cardiovasculares. Así lo sugieren los estudios Dr. Gerald Hornstra en la Universidad de Limburg en Maastricht. En todo caso, parece claro que estas grasas trans pueden describirse de cualquier forma menos como inocuas.

En el hogar

La hidrogenación industrial de las grasas vegetales es el proceso más habitual por el que sus ácidos grasos se convierten en grasa trans. Sin embargo, no hace falta ser una gran industria para transformar el aceite vegetal de esta forma. También algunos tratamientos domésticos, como la fritura, pueden acabar transformando los ácidos grasos en trans. Una fritura mal realizada acaba por oxidar y descomponer el aceite, modificando su estructura. Por eso se recomienda el uso de aceite de oliva virgen, no superar nunca los 180º C y no reutilizar el aceite nunca más de tres o cuatro veces.

Los Top 10

Las grasas trans se encuentran principalmente en los alimentados elaborados industrialmente con aceites vegetales, y una dosis diaria de 5 gramos se considera ya peligrosa. He aquí una lista de 10 alimentos con alto contenido de este tipo de grasa:

Patatas fritas (150 g): .7 gr. de grasas trans.
Pastel de manzana industrial (1 unidad): 6 gr. de grasas trans.
Bollo industrial (1 unidad): 5-6 gr. de grasas trans.
Hamburguesa (200 gr.): 3 gr. de grasas trans.
Quesito (1 unidad): 2,2-5,2 gr. de grasas trans.
Magdalena (1 unidad): 1-2,1 gr. de grasas trans.
Galletas (2 unidades): 1,3 gr. de grasas trans.
Margarina (1 cucharada): 0,9 gr. de grasas trans
Panecillo comercial (1 unidad): 0,85 gr. de grasas trans

Anuncios

Comentarios»

1. victor - 28 febrero 2007

hola pecatta minuta, enhorabuena por este artículo que aclara bastantes cosas sobre las grasas trans. estamos preparando en muchogusto.net un especial sobre este tipo de grasas saturadas y me encantaría publicar tu artículo en el especial. si quieres puedes escribirme a webmaster@muchogusto.net

saludos y enhorabuena por la web

2. Peccata Minuta - 28 febrero 2007

No es un artículo mío. Al principio te pone la web.

3. shadow - 1 abril 2007

cmo el ass las grasas trans…cuidense cabros SHIAA!! aojkoajoaj viva la PIROJA

4. JOHN VIGO - 5 abril 2007

THANKS FOR THIS MESSAGE I THINK WHAT THIS IS VERY IMPORTANT, BECAUSE WE US SHOULD BE FOR EVERY HUMAN BEANS

5. JOHN VIGO - 5 abril 2007

thanks for this message, this message is very important for every human beans living in this world. I`m very happy for could read this message. I loved can studing medicine care sorry for my english maybe no good, because I learning , thanks for your time

6. ignacia ramos - 11 mayo 2007

buena la lectura pero te equivocaste en algo. Una grasa saturada no se puede convertir en insaturada, es al revés esta grasa, que tiene enlaces dobles puede llenarse de hidrogeno y saturarse pero no al revés pues una grasa saturada ya está llena de hidrogenos

7. Chema - 8 enero 2008

Gracias por esta valiosa información sobre las grasas trans. Me he acostumbrado a leer las etiquetas de los productos que consumimos porque algunos no ayudan a alimentarnos, sino a destruirnos y a arruinarnos la salud y la vida. Este es el caso de los alimentos que llevan grasas trans hidrogenadas, que por su apariencia inocente los consumimos con bastante frecuencia. Hay un producto en especial que presume de ser “sano” cuando en realidad lleva grasas hidrogenadas y por consiguiente susceptible de producir problemas cardiacos y terminar con la poca salud que nos pueda quedar. Es el producto del grupo Pascual “Vive soy” o algo así, unas barritas de cereales con soja, que presumen de sanas por las propiedades de la soja, en donde aparece media naranja abierta en forma de corazón insistiendo en las propiedades benéficas de la soja. Si las encontráis, leed bien la etiqueta. No os metáis eso en el cuerpo.

8. Farmacia - 15 agosto 2008

Por eso debemos cuidar tanto nuestra alimentación y usar el aceite de oliva tan importante en la dieta mediterránea.

9. Dieta Balanceada - 5 diciembre 2008

Son consejos muy importantes, ya que las grasas trans hacen muy mal a nuestro cuerpo, y no forman parte de una sana alimentacion. Evitarlas hara nuestra vida mas saludable.

10. Bernardo Marín - 31 marzo 2009

me parecen unos consejos mui buenos para la salud y creo que abría que informar a todo el mundo para que comiesen sano y no perjudicasen a su salud

11. Natalia - 16 mayo 2009

Este artículo es más claro aún. A ver como os lo mando.

12. Germinal_Valiente - 14 agosto 2009

Ahora mismo estoy comiendo mantequilla de cacahuete.

La mantequilla de cacahuete es importada de EEUU.

Si la hidrogenación incentiva y prolonga la vida de estas grasas (que, en su forma CIS, forman parte de la receta tradicional y básica del producto) eso significa que la hidrogenación ayuda a que sea rentable traer el producto a otros continentes.

Si las grasas no estubieran hidrogenadas y el envase no fuera de plástico (producto anti-ecologista por excelencia) mi mantequilla de cacahuete sería un producto muy caro para mi.

¿Conclusión? Si te hacemos caso no disfrutaría de mi mantequilla de cacahuete en este momento porque su producción masiva de modo ecológico y 100% seguro sería inviable.

O das una solución o piérdete comeflores.

13. Romina - 19 febrero 2010

EN ESTADOS UNIDOS ,DONDE ME ENCUENTRO SUELE ABUNDAR POR DONDE QUIER PRODUCTOS CON ESE TIPO DE GRASA CONSTANTEMENTE. Soy de sudamerica pero en mi nacion no suele ser tan abundante, cosa que aqui si. cada ves hay mas obesos aqui, personas con cancer y distintas enfermedades ocasionadas por su comida.

14. Bioilogico - 26 abril 2010

No comais grasas trans, no comais alimentos y os aseguro que sereis los mas sanos , yo hace 3 años deje de comer primero por no tomar conservantes en los productos elaborados, mas adelante deje la carne por si me colaban una vaca loca ( me considero mas que satisfecho con la vaca de mi mujer ) despues deje de tomar verduras y derivados por si estaban tratados con pesticidas, luego deje de beber agua por si esta estaba de cualquier manera contaminada o radiactiva, conclusión tengo unas expectativas de vida de 7 a 8 años mas que mis vecinos, por lo que me queda la enorme satisfacción de poder ir a sus funerales gracias a mi larga y sana vida, si alguno necesita información solo tiene que enviarme un email que intentaré contestar si no me da por sospechar que el mensaje puede contener virus.

15. Sandy - 12 junio 2011

Es importante que los consumidores conozcamos esta información porque de lo contrario no sabemos lo que comemos. Buscando artículos sobre alimentación saludable, he llegado a la web de Arluy donde he leído sobre este tema. Es un pequeño texto sobre el aceite de girasol alto oleico con el que esta marca elabora algunas de sus galletas. El aceite de girasol alto oleico tiene una acción beneficiosa sobre los vasos sanguíneos y el corazón y aumenta el llamado colesterol bueno (lo podéis leer en la web de Arluy en la sección de nutrición). Explican que Arluy no hidrogena sus productos ya que, como dices, ese proceso genera ácidos grasos trans nocivos para la salud.
Gracias por el post.

16. Arroz con leche (a la asturiana) « Dieta Seignalet - 13 abril 2012

[…] en los supermercados contienen grasas hidrogenadas para conseguir una textura sólida. Las grasas hidrogenadas o “trans” son muy nocivas para la salud, en contra de lo que a veces nos quiere vender la publicidad. En realidad no deberían estar a la […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: